De Dictador a Maestro en You Tube. Ubico gracias a la Cinemateca Guatemala

Jorge Ubico Castañeda (Ciudad de Guatemala, 10 de noviembre de 1878 - Nueva Orleans, Estados Unidos, 14 de junio de 1946). Político y militar guatemalteco. Presidente de Guatemala de 1931 a 1944. Sostuvo su mandato por el apoyo que le brindó Estados Unidos a su gobierno. Es ampliamente conocido por haber sido el último gobernante liberal autoritario en América Latina.

Hijo de Arturo Ubico, abogado y político guatemalteco, activista del Partido Liberal de Guatemala, Jorge Ubico creció y se desarrolló dentro de un ambiente social elevado. Asistió a las instituciones educativas de más alto prestigio en el país, así como también recibió educación complemetaria en escuelas militares de Estados Unidos y Europa.

En 1897 Ubico fue nombrado como comisionado militar, en grado de Segundo Teniente de Infantería, para Tactic, Alta Verapaz. Fue allí donde logró desarrollarse ampliamente; ascendiendo de una forma rápida a través de todos los rangos militares, hasta llegar a convertirse en General de Brigada con apenas 28 años de edad. En 1920 participó en la junta militar que instaló al General José María Orellana en la presidencia del país. Con Orellana, él logró alcanzar el grado de General de División en 1922, solamente para que un año más tarde, renunciara a su cargo y logrará desligarse de la milicia guatemalteca.

No duró mucho tiempo sin que Ubico regresara de nuevo al ámbito político nacional, ya que en 1926 decidió fundar el Partido Libertador Progresista. Como él creía fervientemente en que su misión era la de mejorar la nación así como la condición de sus habitantes, envió varias propuestas de ley al Congreso, algunas de las cuales fueron aprobadas. Mientras que Estados Unidos observaba detenidamente los logros de Ubico, también se opuso desde un comienzo a la administración de Orellana, por lo que le obligó a este a que renunciara en 1926, colocando posteriormente a gobiernos interinos con poca relevancia política nacional.

Jorge Ubico fue unánime y democráticamente electó Presidente de Guatemala el 14 de febrero de 1931. Una vez en el poder, él asumió poderes dictatoriales; uno de sus principales objetivos fue el de lograr una reorganización a nivel gubernamental, por lo que nombró a varios allegados suyos, Ubiquistas, en posiciones claves de su gobierno. En 1933 mandó a fusilar a cientos de dirigentes obreros, estudiantiles y opositores políticos, por el intento de derrocamiento de su gobierno.

Sus métodos fueron siempre autoritarios. Ubico reprimió duramente a la oposición e impusó censura a la prensa, en la que toda noticia debía de ser previamente autorizada por él, un día antes de su publicación. Realizó cambios constitucionales para prolongar su permanencia en el poder. Mandó a publicar la Ley Contra la Vagancia, en la que se debía de contrar con un documento de identificación, autorizado por el patrono, que hacía constar su estatus de trabajador, ya que de no contar con ella, el individuo era obligado a realizar trabajos forzosos en alguna dependencia estatal.

Para 1944, después de más de 12 años de férrea dictadura, su gobierno empezó a denotar claros signos de debilidad. Se multiplicaron las manifestaciones de la población en su contra, exigiendo su renuncia. Fue en una de estas manifestaciones, que tras la orden de reprimirla, fue asesinada la profesora María Chinchilla, lo que resultó ser un detonante para su renuncia, ya que la promovieron como un mártir de la Tiranía Ubiquista. El 1 de julio de 1944 aceptó formalmente renunciar a su cargo, dejando en el poder al General Federico Ponce Vaides y partiendo hacia el exilio político, ofrecido por el gobierno norteamericano a su persona.

Jorge Ubico murió en Nueva Orleans, Luisiana, el 14 de junio de 1946.

El gobierno de Jorge Ubico Castañeda fue reconocido y recordado en la República de Guatemala como una de las dictaduras más férreas de todos los tiempos, su estructura gubernativa era implacable con los delincuentes.

Durante el período de gobierno del General Ubico se edificaron esculturales edificios que hasta hoy día representan la grandeza de la arquitectura guatemalteca y patrimonio cultural de Centroamérica. Se reconocen tres edificios de singular importancia, dentro de sus más grandes obras:

Palacio Nacional: (Actualmente conservado como patrimonio y nominado Palacio Nacional de la Cultura) que en épocas antiguas se utilizara como casa de Gobierno en Guatemala.
Dirección General de Correos y Telecomunicaciones: funciona hasta la actualidad como el edificio central de la oficina postal nacional de Guatemala. Dirección General de la Policía Nacional: Que ahora funciona como Ministerio de Gobernación.

Algo importante de destacar en las tres obras anteriormente citadas del general Ubico es la egolatría del dictador ya que en cada una de ellas inmortalizó su nombre y apellido colocando detalles arquitectónicos como voceros silenciosos del nombre de su creador ya que al nombre Jorge Ubico podemos ligar fácilmente el número cinco, de la siguiente manera:

J-O-R-G-E U-B-I-C-O
1-2-3-4-5 1-2-3-4-5

En el Palacio Nacional de Guatemala aparece en la fachada central un detalle de cinco ojos de buey que caracterizan la signatura del general Ubico.

En la Dirección General de Correos (en una pasarela con que cuenta dicho edificio) se puede observar un pasaje ornamentado con cinco arcos que evidencian el nombre de su creador.



Pages