Las diez canciones más lucrativas de la historia (según los ingleses)


La BBC consultó con expertos en la industria musical y elaboró una lista con las diez canciones más lucrativas de la historia.


10. The Christmas Song
Mel Tormé es el compositor de esta melodía que empezó con la frase "Castañas asándose en el fuego/ Jack Frost mordiéndote la nariz/ un coro cantando villancicos navideños/ y gente disfrazada de esquimal". 

Dicha oración la escribió Bob Wells un caluroso día de julio de 1942.
Entre 1945 y 1947 las tropas estadounidenses desmovilizadas comenzaban a volver a casa después de la Segunda Guerra Mundial, y la canción se convirtió en la banda de sonido de la Navidad en tiempos de paz.

De acuerdo a los cálculos del programa The Richest songs of the world de la BBC, The Christmas Song ha generado alrededor de 20 millones de dólares.
9. Pretty Woman.
Roy Orbison estaba escribiendo junto a su socio Bill Dees en su casa, cuando Claudette, la esposa de Orbison, apareció y anuncio que iba a salir de compras.

Orbison le preguntó si necesitaba dinero y Dees añadió una ocurrencia "pretty woman never needs any money" (mujer bonita nunca necesita dinero).

Inspirado, Orbison comenzó a cantar: “Pretty woman, walking down the street (mujer bonita caminando por la calle). Y así nació la canción.

Los derechos se dividieron entre Orbison, Dees y el sello discográfico Acuff-Rose Music.
Tuvo mucho éxito, y Bill Dees cuenta que hasta los años 90 sus regalías representaron la mayor parte de sus ganancias anuales.

Pero la fama del tema tuvo su costado trágico: Claudette, la musa de Orbison, falleció en 1966 en un accidente de motocicleta, algo que destrozó al cantante.
8. Every breath you take
La canción escrita por Sting en 1983 y popularizada por el grupo británico The Police ocupó los primeros puestos de las listas de éxitos en todo el mundo y ha sonado millones de veces en la radio.

Apoyada por imágenes en los inicios del videoclip, la canción tuvo un gran impacto global y el video ganó un premio en la primera edición de los premios de MTV en 1984.

Según cuenta el presentador Mark Radcliffe, Sting escribió esta canción cuando se estaba separando de su primera esposa. Sin embargo, es uno de los temas preferidos en infinidad de bodas.

Every breath you take, se estima, ha recaudado hasta el momento más de 21 millones de dólares.

7. Santa Claus is coming to town
La versión en vivo de Bruce Springsteen de 1991 aún aparece en las compilaciones navideñas, pero la historia de esta canción comenzó casi medio siglo antes en un tren de Nueva York.

A Haven Gillespie, un letrista profesional, le habían encargado una canción de Navidad y se inspiró en los anuncios navideños del metro de la ciudad.

Recordó palabras de su madre cuando era niño "Si no te lavas detrás de las orejas, Santa no vendrá, más vale que seas bueno", escribió la canción en un corto trayecto de subterráneo y la finalizó con la ayuda de su colega John Frederick Coots.

Sus ganancias alcanzan alrededor de 26 millones de dólares. Asumiendo que el sello se queda con 50% y el resto se reparte entre los dos autores, John Frederick Coots y Haven Gillespie han obtenido más de seis millones por esta canción.

6. Stand by me
"Estaba en casa un día y comencé a rasguear mi guitarra barata, con mi mujer, estábamos recién casados, viviendo en un pequeño apartamento, y la canción cobró vida", cuenta Ben E. King a la BBC.

Corría el año 1960 y King contactó al célebre dúo de compositores Jerry Leiber y Mike Stoller.
Stoller creó la distintiva secuencia de bajo, y entre los tres completaron los arreglos de un éxito que llegó en el momento justo.

En la época del nacimiento de la lucha por los derechos civiles, un negro y dos judíos hipster crearon un himno a la tolerancia y la solidaridad con influencias del góspel, que se volvió intemporal.

Ese espíritu positivo también se reflejó en la manera en que Ben King manejó el tema de las regalías, que se repartieron amigablemente entre él (50%)Jerry Leiber(25%) y Mike Stoller(25%).

Fue todo un éxito en 1961. Pero en 1986 fue utilizada en una película con el mismo nombre, protagonizada por un joven River Phoenix, y se convirtió, 25 años después, en un éxito aún más grande.

Stand by me ganó más de 28 millones de dólares.

"Si no fuera por Stand by me, yo estaría probablemente manejando un taxi, y no sería tan feliz como soy, con mi familia, mis nietos y mis hijos", reflexiona Ben E. King, que también invirtió parte de este dinero en una fundación llamada como la canción que ofrece becas para estudiar música a niños sin recursos
5. Unchained melody
Fue compuesta en 1955 por Alex North y Hi Zaret para la película Unchained, sobre un prisionero que sueña con volver a ver a su chica.

Según relata Radcliffe en el programa de la BBC, Alex North había descartado esta canción, pero se apresuró a recuperarla después de escuchar a la señora de la limpieza tarareando la melodía en la que había estado trabajando.

Con la dramática letra que escribió Hi Zaret, se convirtió en un éxito. La grabación más célebre es de 1965, y fue hecha por Bill Medley y Bobby Hatfield, más conocidos como Righteous Brothers.

Se han hecho más de 650 versiones de esta canción, que ha ganado cerca de 28 millones de dólares.
4. Yesterday
Paul McCartney cuenta que durante una gira por Francia en 1964 soñó con esta canción y se despertó con su melodía en la cabeza.

Mc Cartney recuerda que antes de ponerle letra, se la cantaba a su novia de entonces como "scramble eggs, oh my baby, how I love your legs" (huevos revueltos, oh nena, como amo tus piernas).

La canción definitiva fue grabada en 1965, pero los "huevos revueltos" se convirtieron en una broma interna de Los Beatles.

Yesterday fue la primera canción escrita por McCartney en solitario y el resto de la banda no la interpretaba.

Esta es la canción más versionada de la historia, y así figura en el Libro Guiness de los Récords, con al menos tres mil versiones, entre ellas las de Marvin Gaye, Tom Jones, The Supremes o Elvis Presley.

Según la estimación de los analistas consultados por la BBC, ha recaudado cerca de 31 millones de dólares.
3. You’ve lost that lovin’ feeling
Barry Mann y Cynthia Weil compusieron esta canción en 1964 en Los Ángeles junto al legendario productor Phil Spector.

Weil cuenta divertida como al principio despreció el final de los coros que Mann y Spector proponían (woe, woe, woe), aunque el tremendo éxito de la canción demostró que estaba equivocada.

La versión de Righteous Brothers compitió con la de la británica Cilla Black, lo que aumentó su valor.

Se convirtió en la canción más interpretada del siglo XX, y se estima que ha generado unos 33 millones de dólares.
2. White Christmas
Este clásico de la música popular fue creado en 1940 por el prolífico compositor estadounidense Irving Berlin, que escribió más de 1.000 canciones.

"Durante décadas fue el disco más vendido de todos los tiempos, y también la versión de Bing Crosby que vendió 50 millones de copias", dice el periodista Jody Rosen, autor de un libro sobre esta canción.

Tal fue su impacto que tuvieron que volver a grabarla, ya que el máster original de Crosby se deterioró por el continuo uso.

Se convirtió en un himno para los soldados estadounidenses que lucharon en la Segunda Guerra Mundial y que añoraban sus hogares. De hecho, fue la canción más solicitada en la radio de las Fuerzas Armadas.

Muchos artistas (entre ellos Lady Gaga) grabaron esta melodía: la venta del total de las versiones alcanza los 100 millones de unidades.

Según los cálculos del programa de la BBC, White Christmas ha ganado más de 38 millones de dólares.

Pero según cuenta Linda Emmet, hija de Berlin, hay una historia trágica y un sentimiento agridulce que resuenan en la canción.

Diez años antes de ser creada, un hijo de Irving Berlin murió súbitamente al mes de haber nacido, justo el día de Navidad, provocando un trauma que él y su esposa nunca pudieron superar.
1. Happy Birthday
¿Sorprendido? Probablemente pocos apostarían a que esta melodía, presente hasta el hartazgo en la vida cotidiana, iba a liderar una lista como ésta. Pero he aquí su curiosa historia.

Las hermanas Patty y Mildred Hill eran maestras de prescolar en la década de 1890 en Luisville, Kentucky, y solían cantar esta melodía a sus alumnos para darles los buenos días.
No está muy claro cómo la letra cambió de "Buenos días para ti" a "Cumpleaños feliz", pero esta breve cancioncilla se volvió muy pegadiza.

Comenzó a aparecer en películas y en la televisión en la década de 1930, cuando aún no se había acreditado su autoría.

Una de sus versiones era de Irving Berlin, y llegó a oídos de Jessica Hill, hermana menor de Patty y Mildred, que la reconoció, recurrió a los tribunales y obtuvo los derechos.

Desde entonces, cada vez que suena se generan regalías: no sólo en el cine y la televisión, hay relojes, tarjetas, velas y hasta calzones musicales. Los derechos de publicación de la canción fueron comprados en 1988 por la compañía Warner/Chapel, se estima que por unos 25 millones de dólares.

Según dijo a la BBC el experto en la industria musical Moses Avalon, la tarifa por utilizar "Cumpleaños feliz" en cine o televisión es de alrededor 25 millones de dólares.

Avalon explica que como los derechos de autor se extendieron en Estados Unidos hasta los 70 años después de muerto el creador, la compañía los tendrá hasta 2030.

En la Unión Europea generará regalías hasta 2016. Hasta ahora, la popular cancioncilla ha generado más de 48 millones de dólares. Hasta Los Ramones han cantado la canción en un capítulo de Los Simpson

Pages