Siendo gordo me fue mejor

Febrero 2013 - Agosto 2014


Y con este curioso título que hace alusión al libro de la guatemalteca Vivían Marroquín inicio este post. Un 4 de febrero por recomendación familiar fui al médico. Fue digamos, un “chequeo rutinario”. No me imaginaba el rumbo que tomaría mi vida a partir de ese momento. Unas horas después los resultados llegaron a mi correo electrónico. 

Para que tengan una idea, en ese momento lo único que no tenía alto era el sueldo. Triglicéridos, colesterol, ácido úrico, azúcar todo, absolutamente todo a niveles súper altos. 

Las palabras del doctor fueron claras: Usted está en riesgo, tome una decisión o busque la muerte. Más claro no podía cantar el gallo, como dice mi abuelita. 

Y al igual que muchos empecé a investigar sobre alternativas para llevar o sobrevivir a las famosas dietas. En la búsqueda de una alimentación más sana me topé con más de un millón de mitos y leyendas urbanas, lástima que no tengo la mejor memoria del mundo pero les comparto algunas de las más curiosas: 

- Todo lo que comas después de las 8 se convertirá en grasa, ¡ Mentira ¡ 
- Los carbohidratos son el enemigo número 1 para bajar de peso, ¡ Mentira ¡ 
- Cuando llueve aumentas de peso, ¡ Mentira ¡ 
- Dejar de comer nos permite bajar de peso más rápido, ¡ Mentira ¡ 

Y un montón de mitos más que se me escapan pero llegan a convertirse en una verdadera ridiculez. El Internet, bendito y maldito a la vez. Porque como segunda opción después de que la nutricionista me dijo claramente: ¡Coma ahora la mitad¡ encontré en esa famosa herramienta una posible “alternativa”. 

Te invito a que hagas la prueba, abre Google y teclea “Dietas” y encontrarás más de 3 billones de ellas. Por ejemplo la dieta del caníbal, la dieta de la solitaria, la del alemán, la del ciclista en bajada, más que dietas parecen nombres de poses sexuales. 

En realidad no creo que eso funcione mucho. Y es que el sobrepeso, la obesidad, la gordura más que un problema de salud con el paso del tiempo se ha convertido en un problema social. Hay una tribu llamada Bodi, en el valle de Omo en Etiopía donde la gordura es vista como la belleza más profunda que el ser humano puede alcanzar. Éstos celebran una ceremonia, la cual lleva por nombre Ka’el, es allí donde se elige cual será el héroe de la tribu. El joven que más obeso se encuentre será quien se lleve el liderazgo. Muy distinto a lo que sucede de este lado del charco, en donde la misma sociedad a tipificado la gordura como un sinónimo de carencia de compromiso, falta de voluntad, de ineptitud, de irresponsabilidad.


El gordo es holgado, haragán, aburrido, lento, bruto (en el peor de los casos), pero.. ¿Quién ha definido esto? 

Cuando se es gordo tienes dos caminos: O eres el chistoso, el bueno, el amoroso, el cuate buena onda del grupo o eres el recha. No tienes más opciones. 

La misma música ha contribuido con esto, quien no recordará aquella famosa canción que decía “Vos sos un gordo bueno, la pinta es lo de menos”. En esta lucha desesperada por alcanzar el peso ideal, el obeso es visto como aquello a lo que se tiene miedo y no se quiere llegar a ser. Las personas obesas sufren constantemente la humillación y la discriminación de una sociedad que no está adaptada para ellos, que les teme y los rechaza. 

Sin ir tan lejos, vas a una entrevista de trabajo, hay 6 posibles perfiles que pueden llenar la plaza. Dentro de los 6, hay 2 gorditos. Me quito el apellido, que estos 2 gorditos serán los últimos en pasar a la entrevista y los últimos en el ranking de posibles perfiles a considerar para el puesto. ¿Porque? Sencillamente porque no serán juzgados igual, porque sus capacidades cognitivas se verán opacadas por su apariencia, por su “gordura”. 

Pero sigamos en esto de la “suciedad”, digo... Sociedad. 

Ahora te lanzo la pregunta, ¿qué CEO famoso es gordo? 

Hagamos el check list. 

- Steve Jobs, fundador de la multimillonaria Apple, delgado. 
- Jeffrey P. Bezos, fundador de amazon.com, delgado. 
- Mark Zuckerberg, joven multimillonario fundador de Facebook, delgado. 

¿Acaso un gordo no puede ser CEO, multimillonario y exitoso a la vez?


Aquí les va otra: 

Analicemos este caso. 

Misma situación, ambos figuras políticas reconocidas en Canadá y en todo el mundo. A los dos se les acusa de haber usado drogas, desviar fondos públicos y actos inmorales durante su gestión. El primero es Justin Trudeau, diputado. 

El segundo es el alcalde de Toronto, Rob Ford. Estoy completamente seguro que el primero jamás los has visto en televisión, pero al segundo sí. SI los dos cometieron el mismo delito ¿porque uno fue atacado más que otro? ¿Será que fue por ser gordito? 

Les dejo las fotos de ambos:

Justin Trudeau - Rob Ford

Sin ir tan lejos, cuando el flaco usa drogas es “cool”, cuando el gordo lo hace es para escapar de la realidad. Cuando el flaco bebe lo hace de forma “social”, cuando el gordo bebe es para hacer el ridículo y con esos bailes tontos o sus llantos se convierte en el centro de atención. 

Nosotros mismos somos culpables de eso

Porque no logramos controlar con medida cada gusto, cada actitud, cada tendencia. Se puso de moda en los ochentas que ser delgado era estar saludable, y como no controlamos, se nos fue la mano y como el ejemplo del teléfono descompuesto, dijimos que estar delgado es sinónimo de estar en la onda, de ser aceptado y ser exitoso. Por desgracia, para los jóvenes estar delgado es sinónimo de clase. Está comprobado que cuando ven a una modelo, ven a una persona que triunfa, que gusta de inmediato quieren imitarla. Si supieran que el 90% de las portadas de revistas y programas de televisión es el resultado del Photoshop y de los filtros beta, que lo hacen a uno lucir más hermoso y “yayuy” en los medios. 

¿ Notas la diferencia ? Aunque no lo creas es la misma persona. La diferencia es el Photoshop. 

Somos animales de costumbre, y ya se nos hizo del pan diario acostumbrarnos a ver en los canales de televisión, revistas y pasarelas esos cuerpos perfectamente tonificados, abdómenes planos y piernas que casi desaparecen, porque nuestra costumbre nos hace creer que eso está bien, que es normal. 

Debido a esa “costumbre” cada año mueren 2 millones de jóvenes en el mundo, víctimas de la anorexia y bulimia. 

Frases como “Ahora si esta guapo”, no faltaron cuando empecé a bajar de peso. Digo, si no fuera guapo mi esposa jamás me hubiera volteado a ver y mucho menos se hubiera casado conmigo. 

De hecho, siento que delgado te aceptan más, te ponen más atención, te atienden más rápido, te dan respuestas pronto y todo es mucho más fácil, que al final de cuenta te resuelve “un poco más” la vida pero el problema continua allí. 

Gordo o flaco sigo siendo el mismo Juan Pablo Mata, talvez con un poco de libras menos y con más hueso, pero sigo siendo el mismo. 

Esta carrera ya va bastante corridita para nuestra sociedad llena de adolescentes contemporáneos, pero tenemos la oportunidad de quitar esa vaga mentalidad en nuestros hijos y hacerles entender que somos responsables de nuestra salud, y que la apariencia jamás será tu carta de presentación. 

Son tus actitudes, la forma con que miras la vida, con que actúas ante determinadas circunstancias. ¿Suena muy soñador? Creo que no, porque si fuese así la preciosa Sarita Montiel, María Félix, Carmelita González y muchas más no hubieran logrado el éxito que lograron en el cine, prensa y televisión hace algunos años. Mujeres con sus caderas bien torneaditas, con sus piernas bien armaditas, con sus bracitos llenitos que dejaban ver esa elegancia y hermosura a simple vista.


Si estas decidido a bajar de peso porque ya no soportas más que te digan “el gordo”, “la chonchis”, “peggy” te recomiendo que el dinero que podrías invertir en el nutricionista o comprando comida para la dieta, lo uses para que hoy mismo compres un pasaje al próximo retiro espiritual. 

Necesitas adelgazar pero el alma. La tienes gordita de tanta frustración, de tanto resentimiento y déjame decirte que esa gordura es peor que la que cuelga. 

Baja de peso para sentirte saludable, para prometerles a tus hijos, a tu familia, a tu esposo o esposa que tienes mucho más tiempo de vida llevando una rutina tranquila, comiendo sano, haciendo deporte y viviendo para vivir, no sobreviviendo. 

Algunos tips que puedo compartirte y que con el tiempo he aprendido: 

- Los hombres bajamos más rápido de peso que las mujeres 

- Ahora se sabe que la obesidad es una enfermedad y no una falta de carácter o voluntad, la obesidad ha sido tratada exitosamente por medios quirúrgicos y ahora se sabe que la cirugía Metabólica o de Obesidad es uno de los métodos más seguros y eficaces para terminar con la Obesidad. 

- Bajar de peso nos hace más sanos. Posiblemente en alguien que padece de diabetes tipo 2 o alto colesterol, pero conozco varios flacos enfermos. No te creas todo lo que te dicen. 

- Hacer dieta es súper caro. Mentira, puedes incluso cultivar tus propias verduras. Recuerda que no todo lo Light es sano, así que evita ir al súper mercado a gastarte Q 1,000 quincenales en productos Light. 

- Se engorda al dejar de fumar. Mentira, a menos que lo que pretendas engordar es tu billetera. En este caso la respuesta seria positiva. 

Te comparto mi dieta, CLICK AQUI

Hasta la próxima ;)

Pages