• Demos


    Locucion y Creatividad
  • Espacio


    Todas las noticias espaciales
  • Webmaster


    Tutoriales, trucos, códigos para creadores web
  • Facebook: www.facebook.com/juanpablomata


    Twitter: @juanpaguatemala

Publicaciones Recientes

jueves, 16 de octubre de 2014

¿ Que día nací ? Compruebalo


Hoy por la mañana vino una duda a mi existencia. ¿ Que día cayó 20 de octubre de 1944 ? Buscando en varios documentos historicos encontre algunos días pero que no coincidian con informacion publicada en internet. 

Investigando encontré un algoritmo llamado Zeller. Se atribuye su creación a Julius Christian Johannes Zeller, un sacerdote protestante alemán que vivió en el siglo XIX. Zeller observó que existía una dependencia entre las fechas del calendario gregoriano y el día de la semana que les correspondía. A raíz de esa observación, obtuvo (se dice que por tanteo), esta fórmula, en apariencia mágica, que lleva su nombre. La fórmula en sí es muy sencilla, y se basa en algunas operaciones de aritmética modular (el resto, también llamado módulo, de las divisiones) 

Por cierto el 20 de octubre de 1944 cayó viernes. Con ayuda de Java les comparto una aplicación que hicimos super sencilla y descubre el día de la semana de esas fechas importantes.

Día:  Mes: Año (XXXX) 




martes, 14 de octubre de 2014

Calcula cuanto costaría llevarte al espacio

Sería emocionante ir al espacio. Es momento que conozcas cuanto le costaría a la NASA llevarte fuera este planeta. Este costo es únicamente el del cohete que te transportará a la estación espacial internacional desde Baikonur.

Sorprendete!!! 


Instrucciones de uso:

Ingresa tu peso en libras y click al botón calcular (Ejemplo; si pesas 160 libras ingresa solo el numero 160)







Si quieres conocer mas de la vida en el espacio te comparto estos dos videos


lunes, 6 de octubre de 2014

Carta a un amigo fallecido

Querido amigo:

Te escribo estas letras cuando no hace ni 48 horas que reíamos juntos proyectando el futuro. Hoy, de pronto, sin previo aviso, ese futuro se ha topado con la muerte. Te has marchado para siempre. Tu corazón, tan enérgico para darte a los demás, a ti te ha traicionado. ¡Quién nos iba a decir que, después de 30 años reparando corazones, te irías con el tuyo roto y destrozándonos el nuestro!

De todas formas, tú ya sabías, porque la vida te había golpeado con dureza en otras ocasiones, que el dolor se presenta sin ser invitado en el momento más inoportuno. Y es por eso que no te abrumaré hoy hablándote del sufrimiento que tu marcha nos causa, ni contándote el vacío que dejas entre tus compañeros del Hospital de Valme; percibiste en vida la magnitud del cariño que te teníamos y puedes deducir también, desde donde estás ahora, la intensidad del dolor que nos deja tu partida. Por lo tanto, enfocaré esta carta con el mismo tono que tenían nuestras conversaciones diarias: directo, sencillo, claro, relajado y sin vaguedades, como a ti te gustaba.

En primer lugar, deseo aclararte que lo que a continuación escribo no es sólo el homenaje al amigo, sino el cumplimiento del deber que creo que todos tenemos, de transmitir a la sociedad testimonios vivos y recuerdos ejemplares de personas que os vais habiendo fundamentado vuestras vidas en un sentido profundo de la ética y de los valores. Te prometo que no habrá exageración en mis palabras; de hecho, más que escribir, solo transcribiré en palabras lo que tú escribiste con hechos. El mejor homenaje que puedo hacerte es demostrarte que tu ejemplo ha sido útil.

Quiero resaltar algunos de tus valores y, entre ellos, el primero tu valentía. Cumpliste fielmente la máxima de Víctor Hugo: «¡Atreveos: sólo así se logra el progreso!». Te atreviste a saltar desde un hospital maduro, con todo consolidado, a otro joven, entusiasta y vital, pero donde había mucho trabajo por hacer. Asumiste el reto y lo conseguiste: en un tiempo récord montaste una unidad de élite, formaste al personal, humanizaste las relaciones y produjiste resultados admirables en calidad y cantidad. Te llovieron felicitaciones que, sin embargo, no te envanecieron, porque tú te movías más por el honor que por los honores. Ahora puedo decirte lo que no verbalizamos entonces: no puedes imaginarte el regocijo burlón que a todos nos producía observar cómo, con lo que algunos habían desechado por pequeño, nosotros, o mejor dicho tú, conseguías llegar a la excelencia.

Pero eso no es todo. Recuerdo que necesitábamos un hemodinamista pero lo queríamos con un perfil humanista. Tú lo tenías. Llegaste al hospital sin ser inicialmente conocido para los compañeros de otras especialidades. En pocos meses te ganaste el respeto y la credibilidad de todos por tu estilo sencillo, tu comportamiento elegante, tu trato amigable y tu actitud servicial.

Llamó de ti la atención desde el principio que eras diferente; que siendo uno de los mejores en tu disciplina, no habías caído en la trampa de mitificar las posibilidades de las técnicas: sabías perfectamente que éstas por sí solas no eliminan el sufrimiento. Aportaste una medicina técnica, llena de eficiencia y cargada de conciencia. Te molestabas cuando te llamaban superespecialista. Nuevamente mostrabas una actitud cargada de contenido filosófico profundo: «El especialista puro no es más que un hemipléjico intelectual» (Ortega y Gasset). Ejerciste una medicina completa.

Me decía un compañero mientras te recordábamos que se te veía feliz entre nosotros. Estoy de acuerdo. Parecías muy feliz en nuestro grupo y muy especialmente cuando hablabas de tu hijo Gonzalo y de tu gran mujer, Pilar. Pero no era la tuya una felicidad regalada; toda felicidad exige una importante inversión de energías, y tú, querido Jose, simplemente la habías realizado. Que nadie se equivoque: la felicidad gratuita no existe.

Pero tengo algo más que decirte, querido amigo. Necesito sincerarme. Cuando el sábado por la mañana oigo la voz rota de nuestro amigo Juan Beltrán dándome la trágica noticia, te reconozco unos instantes iniciales de aturdimiento. Era excesivamente inesperado. Pero al instante recordé la frase del escritor: «El necio teme la muerte y huye de ella, el loco la busca, el sabio la espera». Tú eras de los últimos. Y ciertamente, cuando se lleva una vida humanamente caudalosa, olvidándose del «yo» y entregándose a los demás, las personas sabias cuentan con estos finales. Ésa era tu forma de entender la profesión y sencillamente creo que lo tenías asumido, y por eso estoy seguro de que, aunque no buscaste la muerte, tampoco la temiste y simplemente la esperaste.

Por otra parte, me resulta extraño hablar de tu muerte; ¿puede decirse muerta a una persona que permanece viva en los corazones en los que tan profundamente consiguió instalarse? No es éste momento ni lugar para filosofar, pero sinceramente creo que morir después de haber vivido y haber servido , tal vez no sea del todo morir. No, Cortacero, tú para nosotros no has muerto. A partir de hoy nuestra sala de hemodinámica, la tuya, lleva tu nombre, el espíritu que le inculcaste sigue vivo dentro de ella, tu recuerdo es nuestro estímulo, tu proyecto lo hacemos nuestro y tu ejemplo lo tomamos como modelo. Vamos a trabajar duro para que tus ilusiones se cumplan, y no sólo lo haremos por ti sino que lo haremos contigo, porque tu estarás con nosotros de por vida.

Querido Jose, éste es el final de esta carta pero no de esta historia. No nos despedimos de ti, contamos contigo. Sólo te decimos gracias y hasta siempre. Desde allí donde estás, ayúdanos.

Un abrazo,

Luis.

martes, 30 de septiembre de 2014

90 experiencias que marcaron tu niñez

Preparando algunos textos para mañana, 1 de octubre día del niño en Guatemala se me vino a la mente una pregunta que no me he podido sacar del pensamiento y que ha estado rondando incisivamente en mi subconsciente ¿en qué momento dejamos de ser niños?


Ser niño pareciera que no es una etapa biológica del ser humano, como si se tratara de una cuestión de actitud o ese impulso que la nostalgia nos pone para continuar luchando cada día. Ser niño significa creer en el amor incondicionalmente, en la magia, nos permite ver más allá de nuestras narices, nos permite soñar y por muy poético que suene, nos permite vivir mejor la vida.


Con el solo hecho de compartir con nuestros amigos o ver la tele más tiempo que el normal, convertíamos cada rutina en una hazaña fuera de este mundo. Ahora he escuchado una infinidad de veces decir ¡ es que la vida antes era mejor ¡ ¡ la TV la hacían mejor ¡ ¡ es que la comida era mucho mejor antes ¡ ¡ cuando era niño, yo si sabía jugar, no como ahora ¡. Esto me hace llegar a una conclusión, y es que… ¿acaso no es que ha cambiado la visión de cómo analizamos las cosas?


A lo mejor la televisión, la comida, los juegos y la vida sigue siendo exactamente la misma. Cuando eres niño la verdad no tienes preocupaciones, aun no te has contagiado de las "enfermedades de adulto" como la prisa, la amargura, la pereza, la preocupación, la ambición, la hipocresía, etc.


Cuando impartía clases en la universidad le huía como ladrón de banco a una catedra que se llama “Análisis Final”, una especie de psicología privada. Y le huía porque se convertía en algo tan tedioso para mis alumnos y es que como seres humanos caemos en el error que cuando creemos saber algo, muy pocas veces buscamos los recursos para alimentar y enriquecer de experiencias y conocimiento cada conversación. En una parte del libro de texto decía “Los primeros 6 años de la vida, son vitales para hacer la diferencia los 74 años restantes”, poniendo como ejemplo que el humano viviera en promedio 80.


Esto nos concede una gran responsabilidad como padres, como abuelos, como profesores, como comunicadores, como ciudadanos y la pregunta que nadie se quiere hacer es ¿realmente le estamos brindando una infancia de calidad a nuestros niños?


Hay momentos en que logro poner en blanco la mente y me quedo analizando fijamente a mi bebe, Pablo Renato. No hay día que no me sorprenda el ingenio con que resuelve a su manera la vida, con la creatividad con que soluciona los problemas, el positivismo que inyecta con cada comentario que al oído del adulto pareciera una cosa absurda, pero en su pequeño mundo es la respuesta a cualquier difícil ecuación.


De niño hasta la envidia era sana, no te importaba quedar bien con nadie a menos que fuera con tus abuelitos para que al final de la tarde te pasaran un billetito por debajo de la mesa como sí se tratara de una fuerte transacción de drogas o algo similar. De niño si algo no te gustaba lo decías, con cosas tan sencillas como "esta comida no me gusta”. Seguro la respuesta nunca fue la que esperamos, pero no nos daba temor el decirlo.

Amigo lector, hoy solo quiero pedirte que por lo menos una vez al día puedas inyectarte de esa energía infantil que ha hecho a grandes hombres mover ciudades enteras, como Walt Disney y sus mágicas historias, Stephen King y sus aventuras llenas de misterio o el mismísimo Roberto Gómez Bolaños y sus creaciones llenas de inocencia.


Hoy quiero compartirte 90 cosas que te permitían ser un niño feliz:

  1. Portarse bien durante toda la semana significaba mantener la esperanza para que el domingo el premio fuera una visita al parque infantil Buenaventura, Esquilandia o el tren del Hipódromo del norte
  2. Era más divertido ser ladrón cuando jugabas placa placa policía.
  3. Siempre creíste que tener una computadora te haría igual de inteligente que Doogie Howser.
  4. Ponerle un bote de jugo o una lata a la llanta trasera de tu bicicleta te permitía tener una moto en pocos segundos.
  5. Hacer guerritas significaba llenar globos con agua y lanzarlos desde el segundo piso.
  6. En lo menos que pensabas era en las dietas y lograr un 2 X 1 en comida rápida era la sensación. Sobre todo cuando además del 2 X 1 lograbas el muñequito de promoción.
  7. Ahora mueres por un automóvil último modelo. Antes morías por tener el Nintendo con su alfombra incluida y la pistola para duck hunter.
  8. Conociste el amor viendo la telenovela “Alcanzar una estrella”.
  9. Ver “No Claudiques” con Cesar Guzmán significaba que en pocos minutos empezaría Chiquilladas.
  10. Si tenías el XHGC Canal 5 de México estabas en la onda. Eso significaba que podías ver los supercampeones a las 7 de la noche.
  11. No había nada más excitante que una casa con timbre. Jugar” toca timbres” era más emocionante que las aventuras de Indiana Jones.
  12. Estar en la calle después de las 8 de la noche era para ti un acto de rebeldía.
  13. Jugar cincos con una “chimbonbona” te aseguraba la victoria.
  14. El gran sueño de todos era participar en el panel de “Así se contesta” o mejor aún, ir a la grabación de alguno de los shows de La Madrina Carolina.
  15. Ibas a Pollo Campero solo cuando cumplías años. Pedias un menú de dos piezas, ensalada de repollo y para cerrar con broche de oro una súper tartaleta de melocotón.
  16. La mejor nave del mundo era la que estaba en los juegos del Rosti Pollo Chapín ubicado en la Roosevelt.
  17. Los estrenos de navidad te los compraban en el almacén Kinder.
  18. Viste algún estreno antes que los demás en el canal Request. Ese que cada inicio de mes se perdía por 5 días mientras que el cable operador lograba sintonizarlo para seguir pirateando la señal.
  19. Te obligaban a ver Teleprensa a la 1 de la tarde.
  20. Los sábados a medio día eran única y exclusivamente para ver el Gran Chaparral y Bonanza en el canal 11.
  21. Aprendiste a hacer el dormilón, el puente o el teleférico con un Yoyo Duncan, de esos que vendían en Paiz.
  22. Sabías que los mejores trompos eran los de madera, esos mismos que vendían en el mercado central.
  23. Comer papas fritas con helado de fresa era como tocar el cielo con los 5 dedos.
  24. Soñaste más de alguna vez con ir a México y visitar la vecindad del chavo o visitar en Familia con Chabelo y jugar a la cataficcia.
  25. Te parecía sexy Lucerito.
  26. Cada vez que mirabas una camioneta negra le decías a papá: Mira, allí va la camioneta de los magníficos.
  27. Las invitaciones para tu piñata fueron de la abejita maya, bombitas o el capitán cavernícola.
  28. Jugar muñecas era solo para niñas. Jugar carritos era solo para niños. Pero lo bueno venía cuando había que jugar escondite o chibiricuarta. Y mejor si te tocaba en el equipo de la niña que te gustaba.
  29. Tuviste un amigo de la infancia que le decían el gordo. Ir a su casa era como visitar Disney World. La mamá del “gordo” siempre servía refacción a las 4. Panitos Winni y un delicioso vaso de chocolate preparado marca “Rocket”.
  30. La primera computadora que viste en tu vida fue en la Plaza del Sol.
  31. Soñabas con las bicicletas que vendían en Interfer. Esa bendita feria que ponían en noviembre allá en el parque de la industria.
  32. Te quitaste la sed con una naranjita bien fría o un refresco sipi, chato o un rinquincalla.
  33. Probaste las McEmpanadas o el sabor de las hamburguesas al carbón de Burger Shop.
  34. Fuiste de los pocos en ver al Restaurante “Los Pollos” como un centro de reunión familiar y no una venta de licor de mala muerte como en los últimos años.
  35. Lo poco que sabes de la Biblia lo aprendiste viendo la casa voladora o el súper libro.
  36. Antes de llorar con música ranchera, lloraste con la canción del soldado que pasaban cada hora en el desaparecido canal 5.
  37. No tuviste necesidad de ver el MTV para ver videos musicales. Lo disfrutabas en el recordado Canal 25, la imagen del éxito. Y lo mejor de todo era que a las 7 de la noche pasaban el resumen deportivo con música de 2 Unlimited de fondo.
  38. No lo niegues, tuviste tenis con olor a chicle, importados de la hermana ciudad de Tapachula o tenis con luces en la suela.
  39. Llenaste de figuritas adhesivas de He-man o los Thundercats el ropero de tus papas.
  40. Coleccionaste todos los vasos de Batman, aquellos que regalaba la Pepsi Cola.
  41. Celebrar tu cumpleaños en Chévere era despertar la envidia de todos los vecinos en el barrio.
  42. Viste los inicios acolochados de Maritza Ruiz en Noti 7 o te enteraste del acontecer nacional en el noticiero “Aquí el mundo” con el apreciado Otto Fernando Soberanis.
  43. Cuando tenías juguete nuevo, procurabas despertarte a media noche para jugar por algunos minutos con la novedad. No lo niegues, lo hiciste.
  44. No faltó el amiguito que te lleno de miedo al decirte que el eclipse solar de 1991 sería el inicio del fin del mundo.
  45. Tu fortuna necesaria eran 20 centavos. Te alcanzaba para un Tortrix de 5 centavos, una gaseosa de 10 centavos y varios chicles Corvis.
  46. Guardaste los pasajes con el número 21. Bueno, como recomendación de los más grandes de la cuadra y hasta muchos años después supiste de que se trataba el juego. Y como dejar atrás a los inspectores que se subían a las camionetas para romperte el ticket.
  47. Como mamá no tenía para comprarte Nintendo te compro un Microchip Family Computer y un casette con más de 1000 juegos chinos incluyendo súper Mario Bross 1.
  48. El gordito que ponía la pelota era el que marcaba el tiempo del juego, seleccionaba a los jugadores y que portería le tocaba a cada equipo.
  49. Las resorteras eran un artículo prohibido en cualquier establecimiento educativo.
  50. Pasaste por la penosa experiencia de usar zapatitos Penny, Aetos y usar zapatos de futbol Pele que te convertían en un crack del futbol. Como olvidar esos anuncios en el Deportito con el famoso jugador Selvin Padilla.
  51. Tus radios favoritas eran la Doble S, La Fm 95 y mamá que te obligaba escuchar la Conga.
  52. La primera vez que viste Los Simpson fue en el canal 7 de Tv Azteca México. De los primeros canales que tenía el cable de aquella época. Claro, como olvidar la revista Forbes que vendían en la Samaritana.
  53. Te bañaron con Glemo Shampoo.
  54. No te importo pasar horas y horas esperando el mágico desfile navideño de Paiz y sus proveedores.
  55. Si te portabas bien papa te daba 25 centavos para ir a la tienda al final del día y disfrutar de las aventuras del chapulín colorado junto a un delicioso Chocolate Sharp, el gusto de la vida.
  56. Todos tienen una anécdota de fiesta de 15 años o boda, en donde tuvieron el honor de ver tocar en vivo a la FM de Zacapa, Grupo Rana, La gran familia, la tripulación entre otros.
  57. El tacuche y la camisa de las fiestas “caqueras” se compraban en Distefano o Sombol.
  58. No lo niegues, pero alguna vez le pediste a papá que para tu cumpleaños te regalara a Kit, el auto fantástico o la casa de las Barbie con Ken incluido, pero que fuera real.
  59. Por más que quieras olvidar esta parte de tu vida no podrás. Lloraste con Candy White Ardley.
  60. Usaste la frase “De que estas hablando Willis”, en honor a Blanco y Negro.
  61. Que rico era ir a los cumpleaños y que te sirvieran papalinas, horchata y en las sorpresas viniera una bolsa de Cheex Trix y un Duvalin.
  62. Ir a hacer mandados con mamá a la zona 1 era una odisea. Montar los típicos ruleteros y comer en la pizza Grizzly de la sexta avenida. Comprar pan en la plaza Vivar, pasar “vitrineando” al Capítol y tomar la camioneta en la 18 calle.
  63. Tuviste patines blancos con 4 rueditas rojas y te fascinaba Skate Track, allá en la Roosevelt.
  64. Ver un acetato rayado era la muerte para papá. Ya sabías que esas joyas no se tocaban por nada del mundo.
  65. Cuando no se lograban los jugadores necesarios para el partido de futbol, todo se resolvía con un “sacarrin”.
  66. Disfrutar de un rico Hot Dog y ver los partidos de Baseball con la narración de Abdón Rodríguez era una experiencia de otro mundo los sábados casi llegando la noche.
  67. Reíste con la llorona, papel interpretado por Paquito Medina en el recordado programa “Campiña”
  68. Chalo Hernández fue el “Don Francisco” para muchos de nuestra generación.
  69. Cuando empezaba Porcel sabías que era hora de dormir.
  70. Solo para ocasiones especiales te llevaban a comer a Tambasco o Auto Mariscos, a la par de Megacentro.
  71. Todavía escuchaste anuncios de cigarros en la radio, como aquel de Belmont y el tema de Dirty Dancing o viste al súper héroe de Rubios, el sabor ganador. Hacía un puente y pavimentaba una calle, el solo y en un minuto.
  72. Conociste el espacio, coleccionando 5 tapitas de Pepsi Cola y subiéndote en el parqueo de cualquier centro comercial a la nave espacial Rocket.
  73. Mamá tenía sus ahorros en el Banex. Papá los tenía en el Lloysd Bank.
  74. No había nada mejor que ir a alquilar películas con membresía. Esos VHS eran divinos.
  75. La cena de los sábados en la noche eran tamal, pan francés, café y Don Francisco.
  76. Los cassettes eran la onda, para regresar y atrasar se hacía con un lápiz o pluma, hoy en día ya no hay cassettes.
  77. Para llamar a tus familiares a Estados Unidos había que ir a las cabinas de Guatel. Era maravilloso pensar como a través de un cable se podía hablar a miles de kilómetros de distancia.
  78. El amueblado de sala papá lo compró en Kismet o Muebles Fiesta.
  79. Cuando se trataba de comer cosas importadas, lo mejor era ir a Exclusivas allá en Peri Roosevelt. Allí la mayoría tuvimos nuestra primera experiencia religiosa comiendo los Capitan Crunch.
  80. No sabíamos nada de política pero nos aprendimos aquella pegajosa canción política “Que bajen los frijoles, si si, que nos venga la paz, si si”. ¿ Ya se recordaron de que candidato les hablo ?
  81. Los chistes al final del periódico los leíamos en el Grafico.
  82. Todos sufrimos con los óvalos de Jaime Palma.
  83. Terminar el fin de semana bien, significaba ver Siempre en Domingo con Raúl Velasco.
  84. Cantamos más de alguna vez aquel famoso anuncio que decía “Es mi mochila, es mi mochila”. Eso marcaba que el año escolar estaba empezando.
  85. Huíamos a los lunes, no por lo tedioso del día sino por las mañanas cívicas. Tenías que estar formado debajo del sol más de dos horas, zapatos bien lustrados y pañuelo blanco limpio en la bolsa derecha del pantalón.
  86. Comprar Pizerolas significaban dos cosas: a) Que ibas a deleitarte de una rica chuchería b) Tenias la esperanza que te saliera un Megatazo. Esos eran galletudos.
  87. Entendiste que el chato más horrible era el de cola y el sipi más rico era el de Lima Limón.
  88. Te parecía tan tonto el anuncio de galletas Chiky “Por arriba, por abajo” pero a la hora de la refacción, cuando abrías tu paquete de galletas con chocolate hacías el mismo tonto comentario “Por arriba, o por abajo”
  89. Pedirle una choca a mamá para irse a las maquinitas y ver quien era mejor en el Street Fighter.
  90. Jugar a ser: Soldado, Power Ranger o algo similar y tomártelo muy en serio. Y de esta manera espero que hayan podido viajar a traves del tiempo y recordar aquellos maravillosos momentos DE NIÑO!!!

Abrazos,

Juan Pablo Mata

martes, 2 de septiembre de 2014

Siendo gordo me fue mejor

Febrero 2013 - Agosto 2014


Y con este curioso título que hace alusión al libro de la guatemalteca Vivían Marroquín inicio este post. Un 4 de febrero por recomendación familiar fui al médico. Fue digamos, un “chequeo rutinario”. No me imaginaba el rumbo que tomaría mi vida a partir de ese momento. Unas horas después los resultados llegaron a mi correo electrónico. 

Para que tengan una idea, en ese momento lo único que no tenía alto era el sueldo. Triglicéridos, colesterol, ácido úrico, azúcar todo, absolutamente todo a niveles súper altos. 

Las palabras del doctor fueron claras: Usted está en riesgo, tome una decisión o busque la muerte. Más claro no podía cantar el gallo, como dice mi abuelita. 

Y al igual que muchos empecé a investigar sobre alternativas para llevar o sobrevivir a las famosas dietas. En la búsqueda de una alimentación más sana me topé con más de un millón de mitos y leyendas urbanas, lástima que no tengo la mejor memoria del mundo pero les comparto algunas de las más curiosas: 

- Todo lo que comas después de las 8 se convertirá en grasa, ¡ Mentira ¡ 
- Los carbohidratos son el enemigo número 1 para bajar de peso, ¡ Mentira ¡ 
- Cuando llueve aumentas de peso, ¡ Mentira ¡ 
- Dejar de comer nos permite bajar de peso más rápido, ¡ Mentira ¡ 

Y un montón de mitos más que se me escapan pero llegan a convertirse en una verdadera ridiculez. El Internet, bendito y maldito a la vez. Porque como segunda opción después de que la nutricionista me dijo claramente: ¡Coma ahora la mitad¡ encontré en esa famosa herramienta una posible “alternativa”. 

Te invito a que hagas la prueba, abre Google y teclea “Dietas” y encontrarás más de 3 billones de ellas. Por ejemplo la dieta del caníbal, la dieta de la solitaria, la del alemán, la del ciclista en bajada, más que dietas parecen nombres de poses sexuales. 

En realidad no creo que eso funcione mucho. Y es que el sobrepeso, la obesidad, la gordura más que un problema de salud con el paso del tiempo se ha convertido en un problema social. Hay una tribu llamada Bodi, en el valle de Omo en Etiopía donde la gordura es vista como la belleza más profunda que el ser humano puede alcanzar. Éstos celebran una ceremonia, la cual lleva por nombre Ka’el, es allí donde se elige cual será el héroe de la tribu. El joven que más obeso se encuentre será quien se lleve el liderazgo. Muy distinto a lo que sucede de este lado del charco, en donde la misma sociedad a tipificado la gordura como un sinónimo de carencia de compromiso, falta de voluntad, de ineptitud, de irresponsabilidad.


El gordo es holgado, haragán, aburrido, lento, bruto (en el peor de los casos), pero.. ¿Quién ha definido esto? 

Cuando se es gordo tienes dos caminos: O eres el chistoso, el bueno, el amoroso, el cuate buena onda del grupo o eres el recha. No tienes más opciones. 

La misma música ha contribuido con esto, quien no recordará aquella famosa canción que decía “Vos sos un gordo bueno, la pinta es lo de menos”. En esta lucha desesperada por alcanzar el peso ideal, el obeso es visto como aquello a lo que se tiene miedo y no se quiere llegar a ser. Las personas obesas sufren constantemente la humillación y la discriminación de una sociedad que no está adaptada para ellos, que les teme y los rechaza. 

Sin ir tan lejos, vas a una entrevista de trabajo, hay 6 posibles perfiles que pueden llenar la plaza. Dentro de los 6, hay 2 gorditos. Me quito el apellido, que estos 2 gorditos serán los últimos en pasar a la entrevista y los últimos en el ranking de posibles perfiles a considerar para el puesto. ¿Porque? Sencillamente porque no serán juzgados igual, porque sus capacidades cognitivas se verán opacadas por su apariencia, por su “gordura”. 

Pero sigamos en esto de la “suciedad”, digo... Sociedad. 

Ahora te lanzo la pregunta, ¿qué CEO famoso es gordo? 

Hagamos el check list. 

- Steve Jobs, fundador de la multimillonaria Apple, delgado. 
- Jeffrey P. Bezos, fundador de amazon.com, delgado. 
- Mark Zuckerberg, joven multimillonario fundador de Facebook, delgado. 

¿Acaso un gordo no puede ser CEO, multimillonario y exitoso a la vez?


Aquí les va otra: 

Analicemos este caso. 

Misma situación, ambos figuras políticas reconocidas en Canadá y en todo el mundo. A los dos se les acusa de haber usado drogas, desviar fondos públicos y actos inmorales durante su gestión. El primero es Justin Trudeau, diputado. 

El segundo es el alcalde de Toronto, Rob Ford. Estoy completamente seguro que el primero jamás los has visto en televisión, pero al segundo sí. SI los dos cometieron el mismo delito ¿porque uno fue atacado más que otro? ¿Será que fue por ser gordito? 

Les dejo las fotos de ambos:

Justin Trudeau - Rob Ford

Sin ir tan lejos, cuando el flaco usa drogas es “cool”, cuando el gordo lo hace es para escapar de la realidad. Cuando el flaco bebe lo hace de forma “social”, cuando el gordo bebe es para hacer el ridículo y con esos bailes tontos o sus llantos se convierte en el centro de atención. 

Nosotros mismos somos culpables de eso

Porque no logramos controlar con medida cada gusto, cada actitud, cada tendencia. Se puso de moda en los ochentas que ser delgado era estar saludable, y como no controlamos, se nos fue la mano y como el ejemplo del teléfono descompuesto, dijimos que estar delgado es sinónimo de estar en la onda, de ser aceptado y ser exitoso. Por desgracia, para los jóvenes estar delgado es sinónimo de clase. Está comprobado que cuando ven a una modelo, ven a una persona que triunfa, que gusta de inmediato quieren imitarla. Si supieran que el 90% de las portadas de revistas y programas de televisión es el resultado del Photoshop y de los filtros beta, que lo hacen a uno lucir más hermoso y “yayuy” en los medios. 

¿ Notas la diferencia ? Aunque no lo creas es la misma persona. La diferencia es el Photoshop. 

Somos animales de costumbre, y ya se nos hizo del pan diario acostumbrarnos a ver en los canales de televisión, revistas y pasarelas esos cuerpos perfectamente tonificados, abdómenes planos y piernas que casi desaparecen, porque nuestra costumbre nos hace creer que eso está bien, que es normal. 

Debido a esa “costumbre” cada año mueren 2 millones de jóvenes en el mundo, víctimas de la anorexia y bulimia. 

Frases como “Ahora si esta guapo”, no faltaron cuando empecé a bajar de peso. Digo, si no fuera guapo mi esposa jamás me hubiera volteado a ver y mucho menos se hubiera casado conmigo. 

De hecho, siento que delgado te aceptan más, te ponen más atención, te atienden más rápido, te dan respuestas pronto y todo es mucho más fácil, que al final de cuenta te resuelve “un poco más” la vida pero el problema continua allí. 

Gordo o flaco sigo siendo el mismo Juan Pablo Mata, talvez con un poco de libras menos y con más hueso, pero sigo siendo el mismo. 

Esta carrera ya va bastante corridita para nuestra sociedad llena de adolescentes contemporáneos, pero tenemos la oportunidad de quitar esa vaga mentalidad en nuestros hijos y hacerles entender que somos responsables de nuestra salud, y que la apariencia jamás será tu carta de presentación. 

Son tus actitudes, la forma con que miras la vida, con que actúas ante determinadas circunstancias. ¿Suena muy soñador? Creo que no, porque si fuese así la preciosa Sarita Montiel, María Félix, Carmelita González y muchas más no hubieran logrado el éxito que lograron en el cine, prensa y televisión hace algunos años. Mujeres con sus caderas bien torneaditas, con sus piernas bien armaditas, con sus bracitos llenitos que dejaban ver esa elegancia y hermosura a simple vista.


Si estas decidido a bajar de peso porque ya no soportas más que te digan “el gordo”, “la chonchis”, “peggy” te recomiendo que el dinero que podrías invertir en el nutricionista o comprando comida para la dieta, lo uses para que hoy mismo compres un pasaje al próximo retiro espiritual. 

Necesitas adelgazar pero el alma. La tienes gordita de tanta frustración, de tanto resentimiento y déjame decirte que esa gordura es peor que la que cuelga. 

Baja de peso para sentirte saludable, para prometerles a tus hijos, a tu familia, a tu esposo o esposa que tienes mucho más tiempo de vida llevando una rutina tranquila, comiendo sano, haciendo deporte y viviendo para vivir, no sobreviviendo. 

Algunos tips que puedo compartirte y que con el tiempo he aprendido: 

- Los hombres bajamos más rápido de peso que las mujeres 

- Ahora se sabe que la obesidad es una enfermedad y no una falta de carácter o voluntad, la obesidad ha sido tratada exitosamente por medios quirúrgicos y ahora se sabe que la cirugía Metabólica o de Obesidad es uno de los métodos más seguros y eficaces para terminar con la Obesidad. 

- Bajar de peso nos hace más sanos. Posiblemente en alguien que padece de diabetes tipo 2 o alto colesterol, pero conozco varios flacos enfermos. No te creas todo lo que te dicen. 

- Hacer dieta es súper caro. Mentira, puedes incluso cultivar tus propias verduras. Recuerda que no todo lo Light es sano, así que evita ir al súper mercado a gastarte Q 1,000 quincenales en productos Light. 

- Se engorda al dejar de fumar. Mentira, a menos que lo que pretendas engordar es tu billetera. En este caso la respuesta seria positiva. 

Te comparto mi dieta, CLICK AQUI

Hasta la próxima ;)

martes, 26 de agosto de 2014

¿Quieres hacer la diferencia y ayudar a gente y perros de la zona 3?


¿Quieres hacer la diferencia y ayudar a gente y perros de la zona 3? Este domingo 31 se realizará la I Jornada de Castraciones GRATUITA en el relleno sanitario a 100 perros. 

Necesitamos muuuuchas más manos ese día, puedes acompañarnos o ayuda con: donaciones de cloro, collares, desinfectante, colchas, shampoo.

También estamos recolectando víveres, juguetes, ropa y cuadernos para la comunidad zona 3, para esas donaciones pueden comunicarse a guateunidaporlosanimales@hotmail.com 

Para ser Voluntario pueden comunicarse a voluntariosdeguatexanimales@hotmail.com

¡GRACIAS POR TU AYUDA!

miércoles, 13 de agosto de 2014

Aprendí a salvar mi privacidad con las listas inteligentes de Facebook ¿ y tu, estas seguro ?


Ahora les vengo con un nuevo invento. Bueno, no es invento, es una estupenda aplicación que nos va agilizar el tiempo de uso en las redes sociales y nos va a minimizar el miedo de cualquier ataque, extorsión o robo de información. 

Desde que uso Facebook he sido temeroso de lo que publico en dicha red social, esto debido a las noticias sobre robo de información personal y el mal uso que se le da a la información guardada en dicha aplicación. 

Mi número de amigos no pasaba de 200. Sin embargo hace algunos meses me enseñaron las benditas listas de Facebook. Empecé a investigar, maneje mis primeras listas y ahora estoy más tranquilo con lo que publico, mis fotos, vídeos o comentarios. 

Quiero compartirlo contigo. 

¿ Para que sirven las listas de Facebook ? 

Las listas de Facebook nos servirán tanto para organizar a nuestros amigos cómo para determinar qué tipo de información queremos que vean. Por ejemplo, en mi caso manejo casi 20 listas. 

En la lista "Favoritos" publico información que solo mi esposa y mi hijo pueden ver. En la lista familia publico fotos familiares, anécdotas, videos, viajes, etc. Tengo una lista que se llama universidad, es donde tengo a mis amigos estudiantes de los cursos que imparto en la casa de estudios a la cual pertenezco. 

Tengo una que se llama Acceso Restringido. Cuando me envían invitaciones personas que no conozco, les doy aceptar para aumentar mi networking y les asigno esta lista. Ellos no pueden ver nada que yo no quiero que vean, a menos que sea publico o etiquetando a alguien en particular de esta lista. 

Para iniciar a ordenar tus listas dale click a este link: https://www.facebook.com/bookmarks/lists 

1) Click crear lista 

2) Agregar el nombre de la lista. Podria ser Colegio, para tus contactos de la promo del colegio. En el cuadro “Miembros” empiezas a escribir el nombre de las personas que quieres agregar a esta lista. 

3) El siguiente paso es ir a revisar tus álbumes de fotos. Aparecerá algo similar a la foto de abajo 


4) En la parte inferior derecha del álbum, le indicas que lista deseas que tenga acceso a este grupo de fotografías. A excepción de las de perfil, esas son publicas. 

5) En mi caso, el álbum de mi bebe es visible solo para contactos que están en la lista “familia”. 

6) Recuerda que en el momento de publicar algo en tu muro debes indicarle a Facebook quien deseas que vea esta publicación. 

Esto es importantísimo. 





7) Se supone que las personas que te agregan en Facebook deben de tener algo en común contigo. Estudiaron en el mismo lugar, son amigos de tus amigos, ex vecinos, etc. Para mantener la privacidad de tu muro es importante que desactives tu perfil de los buscadores. Para ello sigue este enlace 

y le das click a la ultima opción. “Permitir que otros motores de búsqueda muestren el enlace de tu biografía” le quitas el chequecito.

Eso es todo amigos, hasta la próxima ;D

Tag

Abuso de PMT Administracion Moderna Alimentación Altavista Amigos Anthony Cymerys Aplicaciones Apollo 16 Apple Astronomía Audio Automatización Aviacion Ayuda Biografia Blog Blogger Broma CANSAT Carlos Rivas Carlos Slim Charles Duke Chile Ciencia Cine Coaching Compu Correo CPM Cuestionarios Curioso Dante Denuncia Desagradable Descenso Dia del locutor Diario Dieta Dieta de 1 Semana Dios es bello Don Leo Economia EEI Email Entrevista Español Estacion Espacial Internacional Facebook Farandula Forrest Gump Fotos Gmail Google Google 1+ Google Labs Google Maps Guate Guatemala Hack Herramienta Herzio Historia Hoax Hotmail Html Idioma Informatica Insolito Interesante Internet Japon Java John Young Juegos Kiss FM Las 100 mejores comidas rapidas del mundo Locutor Luna Mapacho McPatatas Medicina Mentoring Mercadotecnia Merk Meteorito Microsoft Mitos sobre las dietas Motivación Mozilla Mundo Musica Nasa Navidad Nombre Noticia Noticias Novedoso Opinión Ortografía Outlook Papa Francisco Papas Fritas Pelicula Perfil Personal Peru Peso Planeacion Estrategica Pleonasmo Power Point Prevención Progra Programas Prypiat Que significa tu nombre Radio Redes Sociales Retro Revista Rolling Stones Rusia Salud Seguridad Seminario de Gerencia Seminario de Informatica Seminarios Servicio al cliente Servicio Social Significado Sismos Sistemas de Información Skyppe Social Solidaridad Spotify Superación Tecnología Teléfono Teoria Gerencial Toma de Decisiones Tour TV Twitter Uka Uka Universidad Universo URL Vida Video Virus Wikipedia Yahoo Yosi Sideral Yosinews You Tube Zapatos